Switch language    Switch language   

Renting - Alquiler largo plazo

La adquisición de maquinaria en una empresa es un tema lo suficientemente importante como para evitar equivocarse lo más mínimo.

Seguramente se preguntará muchísimas cosas a la hora de necesitar maquinaria para su empresa. SERVEI le responderá todas sus dudas y le ayudará a decidir lo mejor para su empresa.

A continuación repasamos las características de un Renting de carretillas y plataformas elevadoras y diferentes razones de por qué alquilar es mucho más rentable para su negocio que comprar.

Alquiler o renting: Las ventajas de “tener” sin comprar.

¿Qué es el Renting?

El renting es un contrato de alquiler, según el cual una persona, ya sea física o jurídica, disfrute del uso de un producto -una máquina en nuestro caso- a cambio de pagar al propietario una cuota de alquiler mensual fija, durante un periodo pactado que suele ser de tres, cuatro o cinco años.

La particularidad del renting aplicado al alquiler de maquinaria, es que esta cuota mensual incluye, a diferencia de lo que sucede en una compra o en un leasing:

  • El alquiler de la máquina propiamente dicho.
  • Todas las revisiones de mantenimiento preventivo prescritas por el fabricante.
  • La reparación de todas las averías que se produzcan por el uso y desgaste habitual de la máquina durante el período de contratación.
  • Todas las tasas relacionadas con la gestión de residuos industriales de la máquina.
  • Sustitución de ruedas y neumáticos desgastados por el uso normal de la máquina.
  • Transporte hasta el lugar de trabajo habitual y la recogida al terminar el contrato.
  • Seguro a terceros o a todo riesgo, según la necesidad del cliente.
  • Gestión de compra y su coste.
  • Gestión y coste de matriculación en el caso de que la máquina deba circular por la vía pública.
¿Qué es el Renting Flexible?

Sin perjuicio del plazo de alquiler acordado, permite a nuestros clientes previo acuerdo de las partes, realizar cambios en los siguientes aspectos del contrato:

  • Sustituir la máquina objeto del renting, por una de otro tipo o modelo, que se adapte mejor a las nuevas necesidades que pueda requerir en su trabajo diario.
  • La cuota mensual se adapta al nuevo tipo de máquina suministrada, subiendo o bajando según corresponda al modelo elegido.
  • Ajustar el importe de la cuota mensual a diferentes intensidades de utilización del equipo. Cuando el cliente lo desee, podemos adaptarnos al ritmo de actividad de su negocio y ayudarlo a reducir gastos. También a ampliarlo incluyendo más horas de trabajo, llegado el caso contrario.

El renting flexible se formaliza en periodos de alquiler de entre 12 a 36 meses y se aplica a todas aquellas máquinas de formado Standard que componen nuestra flota de alquiler. Quedarán excluidas aquellas con características muy específicas o dotadas de implementos y accesorios especiales para una actividad o caso concreto.

Otras características del Renting de SERVEI, S.A.

En una operación de Renting suscrita por SERVEI, S.A. con máquinas de su flota, no interviene necesariamente ninguna entidad financiera.

En todos sus contratos de Renting, SERVEI, S.A. entrega máquinas en perfectos estado de funcionamiento de acuerdo con la normativa CE, de la Ley de prevención de riesgos laborales y con la revisión anual de seguridad actualizada.

La flota de alquiler de SERVEI, S.A es multi-marca. Lo que nos permite suministrar la máquina que cliente prefiera.

Para obtener un óptimo retorno de la inversión, el departamento técnico de SERVEI, S.A., le ayudará a escoger la máquina más adecuada, tanto desde el punto de vista técnico como del económico y de productividad. Considerando especialmente la ergonomía y demás aspectos relacionados con la operación de la máquina, para garantizar una utilización confortable y segura.

En caso de avería de larga duración, SERVEI, S.A. cambiará la máquina por otra equivalente, hasta que la incidencia quede resuelta. De esta forma, reducimos posibles tiempos de inactividad.

Ventajas económicas y financieras del Renting

Como solo se paga una cuota mensual, en un Renting no es necesario realizar ningún desembolso por la compra de la máquina. Su capital no se inmoviliza y queda integro para emplearlo en otra área de su actividad o proceso productivo.

Con un Renting evitan los gastos imprevistos, los costes por utilización de la máquina están absolutamente controlados. Son fijos durante toda la vigencia del contrato. Ni siquiera se aplica el Índice de precios al consumo (IPC ) anual.

Una operación de Renting no aparece en el balance, en la Central de Información de Riesgos del Banco de España, ni en otros registros de crédito. No hay ningún incremento de activo que obligue a aplicar amortizaciones. Se trata solamente de un alquiler como el de cualquier otro servicio de los que pagamos habitualmente: electricidad, agua, gas, etc. Todos los costes en una única factura mensual.

El 100% de las cuotas de Renting se consideran gastos deducibles, tanto del Impuesto de Sociedades como del Régimen de Estimación Directa de empresarios y profesionales.

Una vez finalizado el Renting, no aparece la obligación de compra de la máquina, como sucede con otro tipo de contratos.